Aprende a cuidar tu salud bucal durante el embarazo

Si estás embarazada deberías tomar las debidas precauciones para que esta condición no afecte tu salud. Esto significa que también deberías prestar atención a tu salud bucal, ya que tus dientes podrían estar en riesgo. ¡Sigue leyendo!

Durante el embarazo deberías poner especial atención a tu salud oral. Foto: Westend61/Getty Images

Cuidado con los dientes

Durante el embarazo, algunas mujeres podrían tener encías inflamadas y adoloridas que, además, les podrían sangrar. Estos problemas se presentarían a causa de la acumulación de placa en los dientes; y es que, cuando la mujer está gestando un hijo, sus encías se volverían más vulnerables a la placa.

A estos padecimientos se le llama gingivitis del embarazo o enfermedad de las encías, de acuerdo con el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés).

Además de lo anterior, podrías sufrir de otros graves problemas si no te cuidan. Por eso, para que no sufras de más repercusiones por este tema, es importante que tomes las debidas precauciones que a continuación te compartimos.

Vigila tu higiene

Deberías cepillarte dos veces al día con una pasta dental que contenga fluoruro, además de limpiarte entre los dientes por lo menos una vez al día. Recuerda que los malos hábitos de higiene durante el embarazo están asociados con el parto prematuro, la restricción del crecimiento intrauterino, la diabetes gestacional y la preeclampsia, según se informa en la Asociación Dental Estadounidense (ADA, por sus siglas en inglés).

Dientes flojos

Así es, durante el embarazo podrías sentir que tus dientes están un poco más flojos. Esto se debería a que la progesterona y el estrógeno podrían aflojar los ligamentos y los huesos que los mantienen en su lugar. Esta situación se presentaría, incluso, si no tienes una enfermedad en las encías. Pero no te preocupes, ya que normalmente esta curiosa condición desaparece después del embarazo. De todos modos, lo recomendable sería consultar con tu dentista si no te sientes muy cómoda.

Asegúrate de avisarle a tu dentista que estás embarazada para que te dé una atención más especializada. Foto: Santiago Iñiguez/EyeEm/Getty Images

Náuseas matutinas

Las náuseas es un padecimientos común en muchas embarazadas. Solo recuerda que el vómito contiene ácidos estomacales que podrían afectar los dientes. Lo malo es que, si te cepillas justo después de vomitar, podrías dañarlos más. En realidad, lo primero que deberías hacer es enjuagarte la boca con agua y escupir. Después, espera unos 30 minutos y finalmente procede a cepillarte.

Radiografías

Aunque los rayos X dentales se pueden hacer durante el embarazo, asegúrate de decirle a tu dentista que estás esperando un hijo. Esto se debe a que el profesional de salud bucal deberá tener mucha precaución para protegerte a ti y a tu bebé; y esto lo haría evitando que los mencionados rayos X le den a tu abdomen y tiroides. Por suerte, los avances tecnnológicos han hecho que sacar radiografías sea mucho más seguro actualmente, de acuerdo con WebMD.

Como ves, durante el embarazo también deberías incrementar los cuidados de tu dentadura, ya que los cambios que hay en tu cuerpo podrían hacerla más susceptible a enfermedades. Por eso, como siempre, te recomendamos acudir con un profesional médico si quieres saber más sobre este tema.

Cuéntanos, ¿qué otras afecciones inesperadas sabes que podrías tener durante un embarazo?

@RaulRodCota

También te puede interesar:
¿Existen alimentos que favorecen la fertilidad?
¿Quieres que tu hijo se parezca a una celebridad? La curiosa oferta de un banco de esperma
Consejos de moda para embarazadas