Color de la lengua: ¿qué dice sobre la salud?

Texto: Irina Kenigsberg

Más allá de los síntomas más obvios, como pueden ser tener fiebre o dolor muscular, las enfermedades pueden manifestarse de otras formas en nuestro cuerpo. En muchos casos, podemos encontrar indicios de lo que nos sucede ¡en el color de la lengua! Desde manchas blancas o bultos hasta ponerse negra y peluda, descubre qué puede significar cada cambio.

Ante cualquier cambio que notes en tu lengua, deberías consultar al médico. – Foto: BSIP/Getty Images

Manchas blancas o una capa blanca

– Candidiasis. Es una infección por hongos, se explica en el sitio WebMD. Suele tener lugar después de que una enfermedad o medicamento desequilibra las bacterias de la boca. Se trata de una infección leve que no suele causar complicaciones, según el portal HealthLine. Sin embargo, la condición podría llegar a ser problemática en personas con un sistema inmune debilitado.

– Leucoplasia. Es una condición en la que las células de la boca crecen de forma excesiva, según la Clínica de Cleveland. “La leucoplasia puede desarrollarse cuando la lengua ha sido irritada. Suele verse en personas que usan productos de tabaco. Puede ser un precursor del cáncer, pero no es inherentemente peligrosa por sí misma”, dice Daniel Allan, médico, en diálogo con ese sitio. Por supuesto, ante este tipo de síntomas siempre deberías consultar con un dentista o un médico.

– Liquen plano oral. Es una enfermedad inflamatoria que afecta las membranas mucosas de la boca, informa la Clínica Mayo. “No siempre sabemos qué causa esta condición, pero suele resolverse por sí misma”, dice Allan.

Lengua roja

– Deficiencia de vitaminas. “Una deficiencia de vitamina B12 y de ácido fólico podría causar que la lengua tenga una apariencia rojiza”, indica Allan.

– Lengua geográfica. Debe su curioso nombre a que se desarrollan parches irregulares en la superficie de la lengua, que dan una apariencia similar a un mapa, se explica en MedlinePlus (sitio perteneciente a la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU). Si bien se trataría de una afección inofensiva, podría resultar molesta en algunos casos.

– Fiebre escarlatina. Es una infección que hace que la lengua tenga una apariencia similar a la de una fresa: roja y con bultos, se indica en el sitio de la Clínica de Cleveland. Una persona con lengua roja y fiebre alta debería acudir al médico, advierte Allan.

– Enfermedad de Kawasaki. Esta condición también puede hacer que la lengua tenga una apariencia similar a la de una fresa. Suele aparecer en niños de menos de cinco años y estar acompañada de fiebre alta. “Es una condición seria que requiere de evaluación médica inmediata”, indica Allan.

Negra y vellosa

– Papilas. Pueden crecer y, en algunos casos, volverse tan largas que comienzan a albergar bacterias. Al crecer, esas bacterias pueden tener aspecto oscuro y las papilas, a su vez, pueden parecer vello, informa Allan.

Con bultos e irritación

– Traumatismo. Quemar o morder tu lengua accidentalmente puede generar irritación, explica el experto.

– Fumar. Irrita la lengua, lo cual puede generar molestias o dolor.

– Úlceras. Si bien no se conoce la causa, el estrés podría ser un factor, dice Allan.

– Cáncer oral. Una lastimadura o bulto en la lengua que no desaparece luego de dos semanas, podría ser un indicador de cáncer, advierte el médico.

Ante cualquier duda y si notas cambios o molestias en tu lengua, consulta a un odontólogo o médico de confianza.

Y tú, ¿alguna vez notaste cambios importantes en tu lengua?

Artículo proporcionado por Colgate-Palmolive. Copyright Colgate-Palmolive. Todos los derechos reservados.

También te puede interesar:
La goma de mascar, buena para tus dientes
3 trucos para perder el miedo al dentista