Cómo elegir el cepillo de dientes adecuado para ti

¿Eres de los que llega a la tienda y simplemente toma el primer cepillo de dientes que ves? ¡Pues, muy mal! Pues, resulta que para escoger el cepillo ideal tendrías que analizar el utensilio detenidamente para asegurarte que tienes el de mejor calidad. ¡Sigue leyendo!

Escoger el mejor cepillo de dientes es una tarea esencial si quieres aprovechar al máximo el uso de este utensilio. Foto: Westend61/Getty Images

El tamaño sí importa

Fíjate que la cabeza del cepillo tenga un tamaño que puedas meter a tu boca alrededor de toda la dentadura. Para la mayoría de los adultos, una cabeza de media pulgada (1.2cm) de ancho y una pulgada de alto (2.5cm) sería la más fácil de usar, así como la más efectiva, de acuerdo con WebMD.

Aunque hay cepillos de dientes con cabezas más grandes, estas suelen ser difíciles de maniobrar para limpiar ciertas áreas difíciles de alcanzar, como los lados y la parte posterior de los molares.

Fíjate en las cerdas

Elige cepillos que tengan en el empaque el sello de la Asociación Dental Estadounidense (ADA, por sus siglas en inglés). Esto te asegurará que las cerdas no son demasiado duras, pues podrían lastimarte, según se recomienda en Everyday Health.

Además, el sello de aprobación de la ADA te aseguraría que el producto fue sometido a rigurosas pruebas de control de calidad para comprobar la efectividad en la limpieza.

En el caso de los cepillos eléctricos de cabezas intercambiables, el sello de la ADA te señalaría que las cerdas no se caerán mientras te cepillas, además de que el mango resistirá el uso habitual. Además, el sello en estos aparatos te aseguraría que fue sometido a pruebas de laboratorio para comprobar que puedes meter este aparato eléctrico a tu boca sin sufrir daños.

Escoger el cepillo equivocado podría hacer que tengas una higiene deficiente. Foto: Image Source/Getty Images

Cuídalo bien

Para poder mantener tu cepillo en buen estado y sacarle el mayor provecho, deberías seguir las siguientes recomendaciones de la ADA:

-Enjuaga bien el cepillo después de cada uso para eliminar cualquier resto de comida que haya en él.

-Guárdalo en posición vertical después de usarlo y déjalo secar al aire libre. No lo almacenes en un contenedor cerrado mientras está húmedo, pues esto promueve el crecimiento de microbios.

-Recuerda reemplazarlo cada tres o cuatro meses, ya que, después de este tiempo, las cerdas se empezarían a enredar y deshacer.

Como ves, escoger el cepillo de dientes perfecto tiene su ciencia. Por suerte, estos buenos tips son fáciles de recordar y de comprobar antes de que hagas tu compra. Además, ¡tu salud bucal lo vale!

Cuéntanos, ¿cuál es la mayor cantidad de tiempo que has tenido un cepillo?

@RaulRodCota

También te puede interesar:
Las gafas que te ayudan a superar el miedo al dentista
El motivo que provoca este gesto de dolor no es el que crees