Extraños tratamientos que se utilizaban para curar los dientes en la antigüedad

Los humanos siempre hemos tenido problemas dentales, pero fue hace unos 10,000 años, cuando inició la agricultura, que se volvieron cada vez más evidentes, dando pie a la creación de diversos tratamientos dentales. Es decir que, incluso antes de que se inventara la escritura y la rueda, ya existían los dentistas, aunque no con este nombre.

En la antigüedad se llegó a creer que un gusano era el culpable de las caries. Foto: Freepik / jannoon028

Así que, te presentamos algunos de los tratamientos que se habrían aplicado a lo largo de la historia, y que distan mucho de la odontología moderna y que tras conocerlos quizá nunca te vuelvas a quejar del dentista.

Caries

Las caries son un problema que nos ha acompañado desde la prehistoria, y no siempre las supimos tratar de forma eficiente.

Varias culturas llegaron a creer que eran culpa de un gusano. Por ejemplo, los ingleses durante la Edad  Media, ‘fumigaban’ la boca para sacarlas. Para ello utilizaban semillas de puerro y beleño que mezclaban con cebo de oveja para crear pequeñas pelotillas.

Pero siglos antes, los sumerios también lo creían, y sugerían que los gusanos eran las raíces nerviosas, por eso y para eliminarlos, las jalaban. ¡Ay!

Los lavados eran un remedio común para tratar las caries, y en la Edad Media, una receta incluía cocer vino, menta y pimienta. Mientras tanto, un remedio de los árabes en la misma época era aplicar aceite hirviendo.

Una investigación arqueológica en lo que hoy es Pakistán, encontró vestigios de lo que parecen los primeros dientes taladrados hace unos 7,000 a 9,500 años. Se cree que este procedimiento se habría hecho, de forma manual, pero con piedra sílex, que en menos de un minuto es capaz de atravesar los dientes.

También te puede interesar: Vino tinto, queso y más alimentos que prevendrían las caries

Empastes

Después de perforada la caries, en la antigüedad existían algunos métodos para rellenar los huecos.

  • Existe evidencia de empastes hechos con cera de abeja en dientes de hace 6,500 años. Este ingrediente tendría varias ventajas, pues es muy maleable cuando está caliente, y a temperatura corporal, se endurece. Además, tendría propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, según recoge el portal New Scientist.
  • Los romanos llegaron a crear coronas de oro para los dientes cariados.
En la antigüedad se llegaron a usar empastes de cera de abeja para rellenar los dientes. Foto: Hola.com
Prótesis

Hubieron varios métodos para crear prótesis en la antigüedad, pero cabe destacar que no todos eran tan extraños.

  • Los etruscos, por ejemplo, habrían utilizado dientes de otros animales o conchas para sustituir los humanos, como de ternera o buey.
  • Los egipcios habrían creado prótesis que sujetaban a los dientes de al lado con alambres de oro.
  • Los romanos llegaron a reimplantar los dientes que se caían en accidentes y los amarraban, como los egipcios, con alambres a los dientes de al lado.

También te puede interesar: ¿Pueden curarse las caries? La respuesta es sí, pero solo si lo haces a tiempo

Para el dolor

Los dientes duelen, tanto que en la Edad Media, antes de la creación de analgésicos o anestesias eficientes y seguras, hubieron varios intentos para ayudar a tratar las molestias.

  • Los aztecas, por ejemplo, habrían tratado con sal y pimienta caliente los dientes con dolor. Además, hacían una incisión en ‘x’ junto al diente, y la cubrían con una mezcla de hierbas. Si las molestias no cedían en espacio de unas horas, no les quedaba otra alternativa que extraer el diente.
  • Además, en la misma época, se insertaban agujas calientes cauterizadas en diversas partes del cuerpo que se asociaban con cada uno de los dientes, con la esperanza de calmar el dolor desde otro sitio.

@travesabarros