Tus dientes también padecen de estrés (y tú sin saberlo)

No es un secreto que el estrés tiene efectos nocivos para nuestra salud, especialmente cuando se mantiene en niveles altos durante largos periodos de tiempo. Pero quizá no sabías que también afectaría a tus dientes.

El estrés también dañaría tus dientes, y más de lo que creías. Foto: wacomka / iStockphoto

Cuando estamos bajo mucho estrés, nuestros hábitos suelen cambiar, incluyendo qué, cómo y cuándo comemos, explica Dental News. Por ejemplo, tendemos a ingerir alimentos con más azúcar, más carbohidratos, así como fumar y tomar más alcohol. Y todo esto tiene como efecto secundario, fomentar el crecimiento de más bacterias en la boca.

Si a esto le sumamos que también con el estrés solemos higienizar menos la boca ya que se nos podría pasar por alto al priorizar otros asuntos que nos urgen más, acrecentamos más la presencia de estas bacterias que, entre otras cosas, podrían provocar:

  • Aftas, que son heridas en la boca causadas por virus o bacterias.
  • Gingivitis, o inflamación de las encías, como recoge un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Periodontology.

Ahora bien, el estrés aumenta los niveles de la hormona cortisol en el cuerpo y uno de sus efectos es que debilitaría el sistema inmunológico. Esto abre la puerta a la acción del virus y las bacterias en el cuerpo, y por lo tanto en la boca, aumentando más el riesgo de los dos problemas antes mencionados.

Otro efecto secundario del estrés es el bruxismo, o la acción de apretar los dientes durante el día o la noche. Esto desgasta la superficie de los dientes y daña el esmalte, y como recoge la Federación Mexicana de Diabetes sería una causa de sensibilidad dental.

También te puede interesar: ¿Tienes sensibilidad dental? Estos remedios caseros podrían ayudarte

Si esto no fuera suficiente, una posible causa del herpes labial también sería el estrés, y se vuelve más común en personas que ya han padecido este tipo de infección antes, como recoge la Clínica Mayo. Además, esto podría explicar por qué a a las personas bajo mucho estrés les tomaría más tiempo superar este tipo de problemas.

Si además con la ansiedad te da por morderte las uñas o masticar la parte trasera de plumas o lápices, deberías saber que esto también dañaría tus dientes. Y es que, aunque no lo sepas, estas acciones llegarían a provocar fracturas internas en los dientes y dañar el esmalte.

Para terminar, y no por eso menos importante, algunos medicamentos que se ingieren para lidiar con el estrés, como ansiolíticos y antidepresivos, provocarían boca seca, de acuerdo con Dental News. Esto no es más que una menor producción de saliva, lo cual pondría a tus dientes en mayor riesgo de padecer caries e inflamación.

También te puede interesar: Vino tinto, queso y más alimentos que prevendrían las caries

Si estás ante situaciones de estrés, procura mantener tu rutina y hábitos saludables y no olvides visitar a tu odontólogo. Y si tienes dudas, consulta con un profesional.

@travesabarros