5 razones para no faltar a una limpieza dental ¡nunca más!

Texto: Irina Kenigsberg

¿Eres culpable de visitar al dentista solo cuando te duele una muela? Si bien ese comportamiento es usual, no sería lo más recomendable. Checa cinco razones que te convencerán de que la limpieza dental también es súper importante.

No faltes a la limpieza dental, sería fundamental para tu salud. – Foto: Tetra Images/Getty Images

1. Cuidar tu salud dental

Por supuesto, uno de los motivos más importantes por los que deberías asistir a tus chequeos y limpiezas dentales es mantener tus dientes y encías saludables, se explica desde el sitio de la Fundación de Salud Dental británica. Aunque te cepilles al menos dos veces al día, es importante asistir a los chequeos. El equipo dental puede limpiar tus dientes, además de tratar la enfermedad de las encías (gingivitis).

2. Aprender a mantener los dientes limpios

Además de limpiar tus dientes, un higienista dental podrá mostrarte lo que tú puedes hacer para mantenerlos libres de placa, según el mismo sitio. Inclusive podrá darte consejos sobre la dieta y cómo prevenir las caries.

3. Prevenir el Alzheimer

Las personas con mala higiene dental o enfermedad de las encías podrían tener mayor riesgo de padecer Alzheimer, en comparación con aquellas con dientes sanos, indica un estudio publicado en la revista científica Journal of Alzheimer’s Disease en 2013. Las limpiezas dentales pueden ser de gran ayuda para cuidar la salud oral y evitar la gingivitis.

4. Evitar otras enfermedades y dificultades

No proteger los dientes podría conducir a problemas de salud generales. “La incapacidad para masticar lleva a la malnutrición, problemas en el habla, dolor, aislamiento social por sentir vergüenza, y es un factor que contribuye a la enfermedad del corazón, apoplejías, diabetes y disfunción eréctil“, explica el doctor en cirugía dental Steve Mascarin en diálogo con la revista Forbes.

5. Esquivar intervenciones grandes

Las limpiezas no solo ayudarían a prevenir problemas grandes, sino que podrían servir para identificar y tratar dificultades potenciales en sus etapas más tempranas, indica el experto. Así, al acudir a limpiezas de forma regular, sería más fácil evitar la necesidad de implantes, tratamientos de conducto o cirugía oral. Podría marcar la diferencia entre necesitar un pequeño empaste o una intervención “de las grandes ligas”. Por supuesto, evitar grandes tratamientos tiene un beneficio adicional: ¡cuidar tu billetera!

Ante cualquier duda, consulta a tu dentista de confianza.

Y tú, ¿cada cuánto acudes a limpiezas dentales?

Artículo proporcionado por Colgate-Palmolive. Copyright 2017 Colgate-Palmolive. Todos los derechos reservados.

También te puede interesar:
Cómo evitar las marcas que pueden quedar por un tratamiento de ortodoncia
5 malos hábitos de cepillado que perjudicarían tu higiene bucal