Puede que tengas mal aliento ¡y no lo sepas!

Texto: Irina Kenigsberg

¿Qué haces cuando quieres checar si tienes mal aliento? El clásico método consiste en exhalar aire por la boca sobre la mano ahuecada. Pero puede que no sea muy efectivo. Es decir, podrías tener un aliento no muy agradable ¡y no saberlo! Descubre la mejor forma de comprobar si tienes mal aliento y qué puedes hacer para combatirlo.

Tal vez tengas mal aliento y no lo sepas. ¡Aprende a comprobarlo! – Foto: PhotoAlto/Frederic Cirou/Getty Images

Métodos efectivos

La forma más fácil de saber si tienes mal aliento sería lamer la parte trasera de tu mano y dejar que la saliva se seque durante un minuto aproximadamente, indica el dentista Mike Heffernan, en diálogo con el periódico The Telegraph. Luego, solo debes oler tu mano.

Otro modo sencillo para conocer el estado de tu aliento es preguntarle a alguien, dice el dentista Dan Marut, al sitio Everyday Health. Por supuesto, debería ser una persona que sepas que te dará una respuesta honesta como, por ejemplo, tu dentista.

¿Cómo mejorarlo?

Aproximadamente el 25% de las personas tendría mal aliento, según el periódico mencionado. Por lo tanto, ¡hay bastantes probabilidades de que seas uno de ellos! Si ese es el caso, seguramente quieras combatir ese problema. Checa algunas medidas que puedes tomar:

– Deja de fumar y mascar tabaco. Ambos hábitos son fuente asegurada de un aliento poco agradable, se indica en Everyday Health.

– Bebe suficiente agua, se sugiere también en Everyday Health.

– Cepilla tus dientes después de cada comida. Si también usas hilo dental, ¡mejor todavía! Además, recuerda reemplazar el cepillo de dientes cada dos o tres meses.

– Limpia tu lengua con un raspador o con una cuchara cada mañana, para disminuir la cantidad de bacterias, hongos y células muertas que causarían el olor.

– Mastica clavo de olor, semillas de hinojo o anís. También sirven el perejil, la menta, el cilantro y la albahaca. Otra gran opción es masticar la cáscara de frutas cítricas, como naranja o limón. Por supuesto, debes lavarla antes.

– Masca chicle después de comer. ¿Sueles masticar una mentita después de las comidas? ¡No alimentes a las bacterias con azúcar! Ellas son las que ocasionarían mal aliento. En cambio, desde el sitio WebMD se sugiere elegir goma de mascar sin azúcar, para estimular la producción de saliva.

– Cuida la salud de tus encías. La enfermedad de las encías puede generar mal aliento, se informa en el mismo sitio. Si tienes este problema, ¡pide asistencia a tu dentista!

Si el mal aliento persiste, si tienes dudas y antes de realizar cambios en tu rutina, consulta a un odontólogo de confianza.

Y tú, ¿conoces otros secretos para combatir el mal aliento?

Artículo proporcionado por Colgate-Palmolive. Copyright Colgate-Palmolive. Todos los derechos reservados.

También te puede interesar:
Descubre cómo el estrés daña tus dientes
Qué hacer con tu cepillo luego de una gripe